¿Estamos realmente preparados para la PTU?

Imagen de T13

En el contexto del acceso a la educación superior 2021, el día viernes 16 de octubre pasado se cerraron las inscripciones para la nueva prueba de transición universitaria. Este nuevo sistema trae consigo varias dudas por parte de los alumnos y docentes, quienes se encuentran un poco escépticos debido a los nuevos contenidos y formato que este facsímil trae. Se encuentra también en duda cómo y cuándo se va a realizar este nuevo examen a la extraña promoción de los egresados en el año 2020. De forma preliminar, y según lo señalado por el DEMRE, sería tomada entre los días 3 y 4 de enero del año 2021,a este hecho hay que sumar la  finalización del presente año escolar, el que tendrá una prórroga, que se estima pueda llegar a principios del año 2021. Claramente existirán casos donde la finalización del año escolar y la Prueba De Transición Universitaria van a ir de la mano. Las diferentes realidades que vive cada establecimiento educacional produjeron una irregular distribución hacia una modalidad online existiendo casos en donde algunos centros educacionales se adaptaron rápidamente y otros en los no es factible por diversos motivos llevar a cabo esta modalidad no presencial

 

El año 2019 se vivió en nuestro país un proceso que interrumpió el año escolar para todos los estudiantes, afectando principalmente a los estudiantes que cursan cuarto y tercero medio.  “el año 2019 perdimos 3 meses de clase aprox”, responde un estudiante que actualmente cursa cuarto medio y se encuentra a pocas semanas de egresar de un liceo municipal en la comuna de Temuco. Con respecto a este año, estudiantes y profesores nos vimos en la obligación de  actualizar nuestra forma de aprendizaje, pasar de clases presenciales a una remota.  Algunas instituciones educativas, como nuestro colegio, partieron desde muy temprano con clases en la modalidad online. En tanto otras iniciaron este proceso más tardíamente: “nosotros empezamos las clases on-line por ahí de septiembre y fue porque hablamos con nuestros profesores pero no tenemos clases de todas las materias” por un periodo de casi 6 meses, según nos comenta un estudiante de un liceo de nuestra comuna,  su liceo estuvo sin clases. lo que agrava el problema en relación a los aprendizajes alcanzados este año. Continua:  “nos entregaban material de apoyo pero se notaba que era por cumplir y muy pocas tenían un solucionario para saber si lo que realizamos estaba correcto”, sostuvo. Un material de apoyo que realmente no aporta al aprendizaje de los estudiantes desmotiva a muchos a cumplir, y más aún si tienes al incógnita  si tu trabajo está bien hecho, “no conozco las diferencias entre la antigua prueba y la nueva, no nos han hablado de ello”, menciona el estudiante de cuarto medio de un liceo de Temuco.

 

Afectados por la presión de una nueva prueba, por sentirse aún menos preparados que lo habitual, los estudiantes de cuarto medio viven un año crítico en su vida que nunca olvidaran  y no precisamente por los momentos alegres que se viven en un último año, además de todas las actividades, sino una amargura por perderse estos valiosos y atesorables momentos.

Psicológicamente

Motivados para entrar a la educación superior y con la esperanza de llegar màs lejos que sus padres, en algunos casos, pero enfrentados a una realidad donde la educación es un bien de mercado y el estado fija cuánto vale su educación, la calidad de algunos establecimientos deja mucho que desear y sus alumnos los saben y su única forma de ser escuchados es alzar su voz y tomar medidas radicales como irse a “paro” pero esto agrava su situación a corto plazo para mejorarla a mediana y largo y siendo esta una generación la cual se manifestó en busca de respuestas, ahora sufre las consecuencias de su intento de una educación más igualitaria entre instituciones privadas y públicas.

A modo de finalización y última reflexión queda el tema de los contenidos que esta prueba aborda. La disminución y la pragmatismo de los contenidos que se evalúan tiene como fin mejorar la comprensión de los problemas y las preguntas planteadas en la evaluación.

Qué intenta lograr en demre con esta medida, ya que no tengo información de cuáles son los planes mirando los próximos 5 años de la educación secundaria en Chile me gustaría plantear una idea a largo plazo de un progresivo mejoramiento de la educación desde una prueba que está al nivel de cualquier estudiante de cuarto medio de nuestro país mediante la cual cada vez que los estudiantes chilenos respondan de manera satisfactoria a este facsímil y que la diferencia entre una institución del estado y de un privado no sea muy diferente,  el sistema de  evaluación añada cada vez un poco nivel de dificultad que progresivamente nos convertiría en un sistema educativo funcional y que no buscara solo a los mejores como la antigua PSU.

Vicente Jerez 2020